Fábricas de ilusión.

Esta semana mi cabeza ha girado alrededor de mi cumpleaños. Es curioso cuánto me apasiona mi día, lo nerviosa e impaciente que me vuelvo y lo infantil que me siento. Es el día más importante de mi vida… repetido cada año!! Además he tenido cerca gente que me ha mimado mucho, que ha disfrutado conmigo, a los que les he pegado el nerviosismo y con los que compartido este torrente de felicidad. A menudo, lo único que se necesita para ser feliz es la predisposición: ganazas de serlo, que actúan como un imán.

Como ya son muchos años (por fortuna) siendo amigas y mis chicas conocen mejor que nadie lo que es una fecha importante para mí (y lo que me gustan los regalos nostálgicos como un álbum de fotos o los mensajes bonitos en papel) se han trabajado mucho sus “presentes” y cada vez más lo sentimental supera lo material. Por eso he venido aquí, rauda y veloz, a compartir algunas ideas sencillas de regalos que podréis hacer a mano, sin necesidad de tener grandes conocimientos artesanos. Con la garantía de que serán los regalos que más os llenen a vosotros y los mejor recibidos por el regalado. Cuando preparamos algo con amor para alguien nos convertimos en una fábrica de ilusión.

Si el martes no hubiese caído un chaparrón de los de desempolvar botas de agua y yo no hubiese tenido que esperar hasta última hora para montar todo el tinglao,  me gustaría haber tenido el detalle de regalar una planta, un cactus concretamente porque me rechiflan en todas sus variedades y además son la planta “del olvido” (necesitan tan poco agua que probablemente sobrevivan aunque tú escasees con el riego).

Quería incluirles una tarjeta, a lo “Alicia en el país de las maravillas” que dijese CRÉCEME. Como metáfora de nuestra amistad.

Si tenéis algo que celebrar o simplemente cuidar de esa amistad que es un tesoro, regalar plantas y mensajes me parece una buena combinación! Para esta monada de maceteros, no tires tus últimas latas de comida y pinta un poco con chalk-paint.

bouquet latas chalk paint pipolart diy

macetero diy pipolart

Regalar “experiencias” es una de mis apuestas seguras. Especialmente cuando tiene que ver con la gastronomía porque hay mil combinaciones! Yo llamo “experiencia gastronómica para regalar” a reunir en una cesta o caja bien bonita un montón de comidas con las que elaborar un viaje culinario: productos italianos, griegos, americanos… Está claro que el regalado tiene que ser un poco cocinillas o tu buena obra caducará! Una buena opción es regalar desayunos! Mucho menos elaborados y súper súper apetecibles!

cesta para desayuno pipolart diy

Si lo que quieres que salga de tus manos es el alimento, mira esta receta de galletas que colocando en un bote de cristal aparecen así de apetecibles. El regalado no dejará de sonreír y saltar cuando las vea!

tarro galletas diy pipolart Yo tuve mi propio regalo “experiencia gastronómica” y me puse como loca! Mi querida Belén me sorprendió muchísimo llegando a la fiesta con una caja enorme de… verduras ecológicas!! Calabacines, patatas, pimientos, unas fresas hiper sabrosas, cerezas, mermeladas, hierbas aromáticas y para decoración… Todo lo prepararon en el Centro Agroecológico La Ribera con mucho pero muchísimo amor, que esas cosas se notan!

La Ribera es un proyecto de los que te mueven por dentro, son fabricantes de ilusión! Pronto os hablaré de ellos por aquí pero os recomiendo que sigáis ya su Facebook y os dejéis llevar por una vida más sana con las cosas tan ricas que da su tierra.

Para más regalos hechos por ti mismo sólo tienes que ir a la barra superior del blog y pinchar en el apartado DIY.

Hoy estaré de celebración de nuevo, que viva cumplir años! Sed felices!

Deja un comentario

Related Links

Partner Links